Cuestión de tiempos

Hubo un tiempo en el que conectarse a una página de hip hop era toda una aventura. Y cuándo yo comencé a escuchar rap, ¡ni siquiera había llegado el Internet! Fue por el 95 cuándo escuché un track de Coolio; no sé como es que en San Fernando de Apure a alguien se le ocurrió sonarlo por la radio, pero así fue. Luego me fui a Maracay y empecé a tripearme a The noise, Control Machete y Vico c. Esa época me inició en el intercambio de cassettes. Volví a San Fernando y mi afición por el hip hop no me dejaba en paz. Empecé a escudriñar los puestos de cassettes y cd's (estos últimos eran el boom) y conseguía los álbumes de La Corte, Baby Rasta & Gringo, Lito & Polaco, MC Cejas, Mexicano 777 y el fenómeno naciente Eminen.

 


Pero era poco para mí y el Internet me ayudó a expandir mi biblioteca. Buscaba paginas del norte (me veía obligado a aprender un poquito de ingles) y lo que encontraba ahí es difícil de describirlo, había más discos de los que podías fundir en años, o al menos eso pensé, acostumbrado a tener uno cada cierto tiempo y escucharlo mil veces seguidas. Así fue como conocí de Rakim, KRS ONE, Erick B, Wu Tang clan, Ganstarr, Croocklyn Dodgers, Goodie Mobb, Nonchalant, 2pac, Notorious B.I.G., Big L, Pete Rock &C.L.Smooth, Slum Village, A Tribe Called Quest y otro montón mas de buenos discos. Recuerdo que una vez un pana viajó a La Guaira y en su paso por caracas compró un disco de Nas. Cuando llegó y escuchamos el LP, toda la peña andaba tarareando la canción JUST A MOMENT. Éste boom del Internet permitió que se crearan páginas como DELASCALLES.COM, BREAKTOWN.ORG o PULLUPARTY.COM que ayudaron a que muchos grupos se nacionalizaran gracias a las descargas a través de estos portales.

 

En los 80 la vaina era comprando discos de acetato. A veces suelo imaginar que llego a una disco tienda ochentera y me compro algunos álbumes de Rob-O, Run DMC, Fat Boyz, Afrika Bambaataa, The Sugarhill Gang, Public Enemy, Big Daddy Kane y los Beastie Boyz pero vuelvo a pisar tierra para encontrarme con una realidad distinta, una realidad tecnológica digitalizada en el que se postean hasta 1000 discos diarios en cualquier portal de hip hop. Lo bueno de esto es que nos tropezamos con buenos raperos, tipos que le meten melaza y tienen algo que decir. Pero el 90% de esos 1000 discos posteados a diario solo son un constante "yo yo yo y mas yo". Entonces me pregunto; ¿hasta cuándo tanta mediocridad? En Venezuela tenemos la capacidad de organizarnos mejor que en España (donde incluso cuentan con una revista), llegar al nivel de mercadeo de Francia y seguir siendo full keep it real como en Estados Unidos. Por favor, a quien lea esta columna; necesitamos por lo mínimo un programa semanal sobre el hip hop que se transmita en televen (el canal que más se ve y no es paja) y en canales digitales como planetaurbe.Tv. También necesitamos una revista sobre el hip hop venezolano que llegue a los 24 estados y mantenga un precio accesible (¿Oscar Pérez para cuando te montas en ese Magazine?) También necesitamos más películas sobre hip hop hecha por hiphopper's para hiphopper's. Hace falta programas de radio en todos los estados.

 

Hay que recordar que no todo es rapear porque no todos sirven para eso Pero se empeñan en grabar una maqueta sin algún filtro de calidad para después decir que son "los más que PA'O". Cuándo dejen de ser mediocres y empiecen a ser los mejores para lo que realmente sirven, ese día Venezuela será hip hop. Se que luego de leer esto vas a odiarme o a quererme; pero no soy monedita de oro. Lo que si soy, es ese furtivo protestante que hace ver las cosas como son para que recapacites y seas el mejor en lo que haces. Eso es lo que importa.
Por ultimo, me despido recordándote que la próxima semana estaré escribiendo mas y aclarándote que es mejor decir las cosas en la cara que caer en enemistades absurdas y nefastas.

por Faraón MC Niggaz @faraonmcniggaz
Fotografîa Rui Cordovez (2010) @ruicordovez