La Revolución del Writter

la revolución del writter 1

Ahora es cuando la mayoría de los Mc’s Venezolanos tienen suficientes inspiraciones como para tomar sus libretas dejar correr la tinta de su bolígrafo.

Entre el estiercol y el sofocante grisáceo color del pavimento, renacen cada día flores de lotos con el incesante caminar de la cotidianidad, ya sean con nuevos pensamientos, nuevas iniciativas, ideas emprendedoras para poder sobrevivir a esta vida de soga que nos ata al cuello, pero que aun luchamos por suavizarla. Son nuevas ideas, desde los negocios más simples (como ventas de chupetas en las camionetas) hasta las creaciones más mercantilistas e innovadoras posibles.

Y es que el Venezolano nos conformamos con poco, de a momento, pero entre esa escasez es donde surgen las mejores proyecciones para enfocarnos y trazarnos nuevos objetivos, muchas veces resultamos ser los reinventores de lo inventado, genios de alguna genialidad que parece caducar en el tiempo y nosotros, la refrescamos. Podría ser esto una cualidad del ser humano en cualquier parte del mundo, y dejarme de esos sentimientos nacionalistas, pero bien, aun siendo así, es indudable negar que afuera en el extranjero escuchamos siempre (y más en estos tiempos) Venezolanos emprendedores que han instaurados negocios, gente dispuesta que desde el principio en que llegaron en calidad de inmigrantes se propusieron “echarle pierna” a su futuro como quien dice, contrastando con esa imagen y estereotipo que nosotros mismos nos planteamos en la que nos acusamos de “cómodos y flojos”… Pese a no carecer de razón a esa conclusión, pues en algunos casos si ha resultado de esa forma, también hay una buena cantidad de venezolanos talentosos trabajando duro.

Son tiempos difíciles, no es cuestión de tapar el sol con un dedo, a la vista de todos esta esa nubosidad que palpita en los corazones de todos cuando nos interrogamos hacia donde desencadenara todo esto, pero de esa misma forma, como paradoja de nuestra realidad, nos brindan estos tiempos la posibilidad infinita de tener bastante materias primas para desarrollar propuestas artísticas con que confrontar este momento, ya sea con la pintura, fotografía, danza, baile o canto.

Y más específicamente en el canto, ahora es cuando la mayoría de los Mc’s Venezolanos tienen suficientes inspiraciones como para tomar sus libretas dejar correr la tinta de su bolígrafo y escribir las mas acidas liricas o las más optimistas rimas, es cuestión de cada quien.

la revolución del writter 2

El hecho esta, en que es el momento de una revolución o contrarrevolución a nivel de tinta y pluma, algo parecido a lo ocurrido con los Beatles llegado el momento en que conocieron a Robert Zimmerman, (mejor conocido como Bob Dylan) en plena década en que el mundo resurgía de las dos primeras guerras mundiales que tanto habían costado a la humanidad, y por si fuera poco, se vislumbraba otra de carácter ideológico en el continente asiático, por las regiones del Vietnam. De no haber fumado marihuana juntos como singulares panas, e intercambiado ideas aquella tarde, quizás, aquella explosión y revolución musical que se dio en los años 60, hubiera demorado mucho en ocurrir. Y es indudable admitir que a esta revolución le cae todo el peso de haber mutado en diferentes corrientes, alternas manifestaciones artísticas que engendraría a la postre en diferentes vertientes entres las que destacan en los años 80 la representativa del ritmo, cadencioso y replicante, orgánico y progresivo, callejero y maleante, inocente y rebelde, denominado “Hip-Hop”.

En la escena Hip-Hop los raperos tienen en sus manos la osadía de desafiar este momento.

Al cabo de todo esto establezco que de las grandes crisis o momentos culturales que parecen ser contraproducentes para la sociedades, es donde ocurren con mayor incidencia, las volátiles creaciones que desde la singularidad del individuo, pretende sacudir las obsoletas bases en que muchas veces se sostienen retrogradas posturas. Nosotros, como Hiphoper’s activo, o mejor aún, como Venezolanos creativos y autodidactas conscientes, tenemos en esta ocasión la oportunidad de dejarnos destapar ante la colectividad y como una cadena de pólvora fulgurante, recorrer y traspasar o resquebrar los muros que nos impidan continuar nuestro paso creador. En la escena Hip-Hop los raperos tienen en sus manos la osadía de desafiar este momento, es cierto, pero también hay una cuarta parte y quizás un tanto recóndita que a través de las letras, sin necesidad de ser rimada ni gesticulada, puede ayudar a motivar esos cambios o sembrar inquietudes.

Me refiero no más ni menos que a los escritores de pasión y oficio, los que, tal como quien escribe este articulo, nos mueve también las ganas de expresarnos a través del maravilloso universo de las letras, pero sin la necesidad de vociferarlo en un micrófono. Podemos junto con los raperos, construir mediante la comunicación escrita, plantear infinidad de ideas que puedan cambiarle el rostro a este presente, y lo digo de esta forma, conociendo y afirmando el gran poder que tiene la palabra. Escritores de artículos sin la necesidad de criticar algún músico, o señalar en tela juicio sus posturas, más solo que escribir nuestras ambiciones y desgracias al mejor ritmo de una lirica con el beat repetitivo de nuestros dedos tecleando cada letra del abecedario frente al monitor de nuestros sueños. Supongamos ser un elemento más de la cultura, el quinto elemento para ser más concisos.

Admito que esto tan solo son ideas y planteamientos que vienen como satélite, a la cabeza de este loco, que pudiera ser visto como uno más del monto, pero que al igual que tú que lees esto, considera que estos son los momentos en que el mundo procesa su realidad mediante una escala cibernética que nos brinda la oportunidad de expresarnos, gritar y liberarnos ante los ojos de los demás, mediante la incógnita y anonimato en cuestiones de segundos. Quizás por esto es que podemos justo ahora, aprovechar todo esta combustión para tomar un lápiz y un papel o frente a tu computador, y dejar salir la verborrea más recóndita de tus sentimientos, que a la igual que una letra de hip-hop, tan solo expresa un sentir. ¿Qué esperas para dejar salir todo lo que llevas dentro?

 dacas writter

  por: Dacas Writter.