La vida entre cielo y tierra

la vida entre cielo y tierra david castro

“No soy un cavernícola, soy un caballero.”

Misántropo. Maldita Infamia.

“Pain isn’t bad it could make you feel free”

Jedi Mind Tricks

Lo más recurrente en la cabeza de aquel chamo, era la saciable y sutil venganza, para recobrar el frescor contra aquel infierno que lo atormentaba. Cual llama ardiente, parecía quemar sus entrañas a cada noche que sus pupilas no cerraban, interrumpido el sueño por las visiones repetidas del fracaso en la batalla.

Las cicatrices, como grietas en el suelo, fracturaban sus bases, corroían el tiempo y desmoronaban las ganas. Parecía, que el fin se acercaba. Buitres deambulaban la lacena de su alma, esperando verla caer y desmoñar en pedazos cada centímetro de ese espectro inmaterial…  

En esa cruenta batalla, sintió que no podía mas, que tambaleaba en sus debilidades y caía, estrepitosamente caía… Entonces se dejo cerrar los ojos y entregándose al dolor se recostó sobre sus sueños. Así saboreo el dolor, mastico entre sus dientes los cristales rotos de su orgullo, trago de la amargura el espesor de todos los rencores que lo lastimaban. Y respirando, hondamente, sintió morirse en las nieblas de sus voces.

Pero era su forma más pura la que hablaba, escucho bien estos alaridos y quejidos y noto en ellos aplausos, ovaciones que señalaban una victoria. Se dejo transitar entonces por ese fuego que lo acorralaba y estos, no eran más que rayos de un sol que lo guarecían del tempano polar, de una vida fría y sin sentimientos. Miro de reojo a sus espaldas y atrás del los buitres, como gárgolas sonrientes, escoltaban su paso, no pretendía devorar su alma, sino hacerle recordar que en esta vida, nada le pertenece a alguien. Por muy cruento que parezca, nuestra propia existencia está ligada a la descomposición final y así todo se vincula, sin títulos de propiedades, a la presencia del todo.

Ahí se vio entonces navegando en el océano inmenso de su sangre, conduciendo una canoa, hacia las orillas de su propio mediterráneo o  como también cual unión del Caroní con el Orinoco, el bien y el mal confluía abiertamente en sus respiraciones de vida. Estaba vivo, vivo en mundo hostil en el que solo son los aguaceros y fuertes tormentas quienes nos sacan de nuestros orgullos para volver a nuestra esencia más natural, y estas tormentas, internas o externas, siempre estarán a la orden del día; en cualquier situación, en cualquier momento, en cualquier sueño parecido a pesadillas, pero que no son mas sino que solo eso, sueños. Después de todo, no hay pesadilla que se sepa por ser sueños buenos, y no hay buenas acciones que no son producto del aprendizaje y tropiezos de las malas. La vida es como una cadena de malos y buenos momentos que se entrelazan, cielo y tierra nos llevan a la gloria o nos retuercen en el inferno. Pero solo tú sabrás que tanto quieres cambiar el estilo de vida, mejor dicho, tú vibra interna.

Dejar correr el beat, que todo parece fluir.

 Inspirado en las letras de Maldita Infamia y Jedi Mind tricks.

El buen rap es universal y al unísono en los oídos, se transforma en una sola canción mundial.

 

 

 dacas writter

  por: Dacas Writter.

  

 

+ de Dacas Writter

Nuevos aires, traen nuevas rimas

Beatmakers y Mc’s o viceversa

Blues, Soul y Hip Hop en tiempos de Trap

Hip Hop como escape

La Revolución del Writter

Persiguiendo lo relativo 

VIOVER, La irreverente voz que ama al Rap