Krs-One: El Templo y la Declaración de Paz del Hip Hop

KRS One

No en vano, se le ha reconocido como la conciencia del Hip Hop y el más grande emcee de todos los tiempos

Krs-One, el hoy legendario emcee y productor, viene expresándose en el lenguaje del Hip Hop en los últimos diez años. Disco tras disco, concierto tras concierto, el también activista y filósofo ha dejado su influencia en el pensamiento y la conciencia de muchos de los involucrados en esta forma de la cultura, en los mas céntricos y en los más apartados parajes de este mundo. Desde su debut con el album “Criminal Minded”, este activo creador no ha parado de brindarnos discos clásicos como “By all Means Necessary”, “Ghetto Music: The Blueprint of Hip Hop”, “BDP Live Hardcore”, “Return of Boom Rap”, “I Got Next”, grabados durante catorce años con Jive Records, y los más recientes “The Sneak Attack”, “The Spiritual Minded” y “Kristyles” con Koch Entertaiment. Considerado actualmente por muchos como una de las más grandes voces del Hip Hop, Krs-One ha expresado, tal vez, las más medulares ideas sobre el movimiento actualmente en el libro “The Science of Rap”, de 1996, en cuyas páginas se recoge una larga experiencia de vida, llevada a reflexión. No en vano, se le ha reconocido por ello como la conciencia del Hip Hop y el más grande emcee de todos los tiempos. Ese mismo año, además, ocurre otro acontecimiento de gran importancia: la fundación del Templo del Hip Hop.

¿QUÉ ES EL TEMPLO DEL HIP HOP?

Concebido y fundado por Krs-One para la preservación y protección del Hip Hop es una sociedad que busca redefinir y enseñar la sabiduría acumulada por esta cultura y sus valores espirituales desarrollados por más de treinta años. Su objetivo es impulsarlos como forma de asumir y pensar la vida.

En ella es practicado el Hip Hop como una alternativa de conducta capaz de transformar los sujetos y objetos en el intento de manifestar su conciencia colectiva. Algo así como elevar la cultura del Hip Hop a una especie de práctica religiosa, es decir, admirarla, practicarla y preservarla con el mismo respeto y devoción con el cual evocamos y "cultuamos" nuestras otras diversas creencias. Según su fundador, el Hip Hop es un tipo de mentalidad, una actitud ante la vida que en nada se diferencia de otras (la cristiana, la musulmana, la budista, la yorubá o la evangélica, por citar unos pocos ejemplos) y como tal debe ser entendido.

Dentro de este espacio el concepto de Cultura Hip Hop conserva los valores precedentes, alcanzados dentro del movimiento creativo y cultural urbano que busca vencer la opresiva rutina de la vida urbana, la agitada y "estresada" vida de las ciudades. En el Templo del Hip Hop se utiliza la K en cultura porque muchas lenguas africanas no contienen la letra C en sus escrituras, y porque ello significa la madurez y organización desde la independencia y libertad de poder imponer códigos gramaticales y estéticos propios. Entre sus tantas tareas El Templo intenta reconfigurar, otorgar una presencia más verdadera a la distorsionada imagen pública que del Hip Hop han hecho los massmedia.

La membresía está constituida por los más apasionados hacedores modernos del Hip Hop y muchos de ellos son responsables de la incorporación de las tesis que actualmente sostienen el proyecto. La cifra sobrepasa las 25 000 personas, muchas de ellas ciudadanos en ejercicio del voto, trabajadores comunitarios, artistas y profesionales políticamente involucrados en la plenitud de vida de sus respectivos barrios y países. Quienes integran esta sociedad poseen el honor de pertenecer a la única organización de la Cultura Hip Hop que emite certificados de membresía firmados oficialmente por Kool DJ Herc, África Bambataa, Grand Master Flash y el propio Krs-One, cuya actitud, influencia, credibilidad y liderazgo es evidente y difícilmente cuestionable. Cuenta también con el apoyo de veterano como DJ Red Alert, MOP, Gang Star, Freddie Foxxx, Jeru the Damaja, Supernatural y Pete Rock, entre otros.

KRS One

¿PERO QUIÉN ES EN REALIDAD KRS-ONE?

Pues fue otro chico afronorteamericano marginado, que desde muy pequeño fue inducido por su madre a conocer la historia negra de América y temáticas de signo filosófico y religioso, entre ellos la Metafísica. Ansioso de ampliar sus conocimientos en dichos temas y proponiéndose hacer carrera en el rap, el joven Lawrence abandona tempranamente su hogar a los catorce años de edad para probar su propia suerte. No encontró muchas oportunidades. La opción más inmediata fue la de integrarse a la población de homeless de la ciudad de Nueva York y de pertenecer a ella por cinco años. Vivió en los subways, durmió en los fríos bancos de los parques Central y Prospect en las noches, y en las mañanas, solía pasar largas horas en librerías públicas como la Brooklyn Public Library, donde logró instruirse de manera autodidacta.

Durante sus años en los refugios de homeless, Lawrence encuentra trabajo como voluntario, repartiendo comida a los pobres con la organización de Hare Krishnas, quien le enseño los secretos de la religión hindú. Un buen día, terminada su jornada laboral y de regreso a su refugio, la guardia de seguridad de este recinto trató de golpearlo y tomarle el pelo por su afiliación con Hare Krishnas, persona no muy bien vista por sus ideales progresistas. A partir de este suceso lo llamaron Krsna, que pasó a ser su nombre oficial en el sistema de identificación de los refugios.

En 1984, en las avenidas de Lacomb y Soundview de la ciudad neoyorkina conoce al popular artista del graffiti Zore, quien le enseña las fundamentales reglas de este arte. A partir de ese momento su nombre se reduce a Krs. Juntos pintan cerca de seis trenes diseñados estéticamente donde eran claramente visibles sus tags. Pasado un tiempo, cuando su reconocimiento local comenzaba a ascender, otros jóvenes artistas del graffiti, con deseos de ganar prestigio, comienzan a pintar firmando como Krs, lo que lo motivó a buscar un elemento de mayor identidad para sus tags, entonces surge Krs-One.

UNO NUNCA SABE DE LA MANO QUE VA A COMER...

Al año siguiente conocería a un joven trabajador social llamado Scott Sterling, quien se convertiría en una pieza esencial de su futura carrera. El encuentro inicial no pudo ser más dramático y luego de una fuerte discusión por unas monedas del traganíquel en el subway, inician, gracias al joven productor Ced-G de los Ultra Magnetic Mcs, una entrañable amistad. Descubre así, que aquel joven trabajador social, con quien riñe, en aquel primer encuentro, era nada más y nada menos que DJ Scott La Rock del Club Internacional de Broadway. Hechas las pases, es este respetado DJ quien comienza a introducirlo en la escena de los clubes neoyorkinos y juntos deciden formar el grupo Boggie Down Productions. Como solemos decir en ocasiones: uno nunca sabe de la mano que va comer.

Nombrado por algunos también como el Teacha, rápidamente causa buena impresión en el ámbito del Hip Hop con su primer hit “The South Bronx”, surgido de un emcee battle y grabado en 1986 con B-Boy Records. En 1987 bajo las siglas de BDP aparece su disco debut “Criminal Minded”. Cuando el dúo apenas comenzaba a disfrutar del reconocimiento callejero, en agosto de ese mismo año, Scott La Rock fue fatalmente asesinado a tiros cuando trataba de terminar una disputa callejera.

Este suceso afectaría a Krs-One emocionalmente de por vida. La pérdida de esta profunda amistad lo hace reflexionar y entre las tantas decisiones y cambios que le ocurren se encuentra la de abandonar el sello B-Boy Records, tratando de encontrar una relación con una disquera que valorara mejor su trabajo. Sería esta, una de las primeras expresiones de su posterior y constante inconformidad con la industria de la música. Ese mismo año en el mes de noviembre, firma un contrato por ocho discos con la prominente Jive Records (quien llevaba también las carreras de A Tribe Called Quest, R Kelly, UGK y otros) y saca su álbum “By All Means Necessary”. El disco vendió un poco más de 500.000 copias y lo instaura así en el mainstrean del rap. En 1989 ocupa la responsabilidad de A&R en dicha compañía discográfica, asumiendo este cargo con las intenciones de propiciar cambios desde el poder asignado.

Los años noventa abrirían una década de lucha para este activista focalizado mucho más en la legitimación de la cultura Hip Hop que en la venta de sus discos. Sus duras críticas a la sociedad y la industria de la música continuarían en sus opiniones adversas sobre los altos ingresos económicos que engordaban las fortunas de los magnates de las casas disqueras y corporaciones del mundo del ocio: el cambio social que necesitamos es imposible si apenas podemos controlar los frutos de nuestra creativa inteligencia, expresaría al respecto.

Sus frustraciones se plasman en un disco titulado “Civilization vs. Technology” que, por supuesto nunca pasó de su etapa de demo, ya que Jive se negó a sacarlo. Eran tiempos de cambios en el panorama hiphopero. Una transformación de sonidos, el cambio de liderazgo cultural hacia el oeste y la instauración de la era del Gangsta Rap comenzarían a afectar su ideas de unidad y prosperidad para la nación del Hip Hop. La creciente industria del rap no recordaba ya a los iniciadores de las variadas técnicas de la producción musical, a los creadores de estilos de baile como el break dance y sus formas de vestir, a los que habían iniciado el camino de los que hoy continúan.

Muchos de los pioneros de esta cultura no eran reconocidos por las nuevas generaciones, ahora con un tipo de mentalidad que sólo valora a quienes hacen más dinero o venden más discos. Volvería a expresarse: “para estar y permanecer en este juego es necesario comprender que no se trata sólo de ganar un salario, sino de conocer y dominar nuestra realidad también; y la realidad es que la cultura Hip Hop esta siendo explotada como un producto más del mercado capitalista. Para contrarrestarlo es necesario tomar conciencia de una vez y salvar lo mejor de nosotros para el futuro de nuestros hijos. Esa es nuestra responsabilidad moral ahora.”

COMIENZA A NACER UN ACTIVISTA SOCIAL Y POLÍTICO

Ya por 1992 Krs-One era uno de los más solicitados oradores en los colegios y centros de estudios del país. Llegó a visitar cerca de doscientas universidades, entre ellas las reconocidas Clark, Yale, Moorehouse, Columbia, Harvard, Princeton, Temple, Howard, Spellman, y UCLA. En todas ellas expresó su mensaje de salud, amor y prosperidad, usando varios métodos nada ortodoxos ni comunes para el Hip Hop. En 1994 fue llamado como consultante por el reconocido "asesino de los medios", Harry Allen, para organizar un Hip Hop Summit en el Alfonse Schomberg Center for Black Studies, en Harlem, con el propósito de fundar un archivo Hip Hop, llamado Rhythm Cultural Institute.

Con tal idea Krs-One estaba totalmente de acuerdo y colaboró facilitando la presencia y ayuda de pioneros e instituciones a este proyecto. Por esos tiempos su frase “I am Hip Hop"1 molestó un poco a sus coterráneos y a la prensa especializada, pero posteriormente estas dudas fueron aclaradas: Todos somos Hip Hop, sólo que parece que he sido la primera persona en reconocerlo, o en manifestarlo abiertamente. El Hip Hop no es algo externo a nosotros, no es algo que deambula en el aire y atrapamos, es nuestra creativa experiencia originada desde Dios y que existe dentro de nosotros. Es algo a nuestro alcance para liberarnos y no depender de él. Expresar "I am Hip Hop" es reconocer que yo mismo soy el camino hacia mis reformas y que en nuestras manos tenemos nuestra estrategia cultural para seguir viviendo. Debemos eliminar la distancia entre lo que pensamos y lo que hacemos.

Años después seguiría siendo muy criticado por no vender discos a la altura del prestigio de que gozaba. Su respuesta, nada superficial, terminaría callándoles la boca a sus enemigos: “No acaban de aprender la lección, no importa cuán rico o famoso te conviertas si no estás concentrado en la cultura como objetivo primario.”
Todo suceso comercial no es más que la validación de los mecanismos de las corporaciones del disco. Ese goce es temporal y no está a la altura de una verdadera vida madura de adulto. Los discos de platino y oro son el resultado del marketing y de fórmulas de producción que contradicen los principios originarios del Hip Hop.

Con ese tipo de discurso, lanza su octava producción “I Got Next” donde advertía en varias canciones que los "grafiteros" no eran tenidos en cuenta para los diseños gráficos de los discos y que los t-shirts, y que los b-boys y b-girls no eran mostrados en los videos clips actuales. Dicho planteamiento se mostraba en su video “Step into my World”, el single promocional de esta creación fonográfica. Se hacía evidente que el Hip Hop es y será mucho más que música rítmica y por ende debía ser presentado en su totalidad. No hubo idea suya alguna que no fuera respaldada por una acción.

REBELDE CON CAUSA

En 1998 le ofrecen una posición ejecutiva como vicepresidente de A&R en la casa discográfica Reprise/ Warner Records, la acepta y se mueve a Los Angeles, adonde traslada el Templo e inicia un radio-show del mismo nombre los sábados, en la 92.3, The Beat. Desde su posición brindó nuevas oportunidades a las carreras artísticas de Kool DJ Herc, Kool Moe Dee y Mad Lion, entre otros. Fueron dos duros años de gran responsabilidad, pero este trabajo terminaría frustrándolo y convenciéndolo, definitivamente, de que la estructura de los negocios de la música era destructiva al alma de su filosofía. Se percata de que no podría cambiarla sólo y de que necesitaba profundizar y expandir sus ideas. Dondequiera que intentaba hacerlo se encontraba con un muro de ambición, inmadureces y traiciones.

¿Consecuencias? Abandona su posición y regresa a Nueva York. Sus nuevas intenciones fueron entonces mostrar el Hip Hop como un movimiento cultural de paz y prosperidad internacional y como tal, debía ser presentado a los gobiernos nacionales y locales, organizaciones, intelectuales y todos aquellos capaces de preservarlo a un nivel superior. Los primeros pasos se dieron el 16 de mayo del 2001, mientras se celebraba la 4ta Semana Anual de Apreciación del Hip Hop (4th Annual Hip Hop Appreciation Week, May 14-21, 2001) cuando El Templo del Hip Hop anunció y presentó ante la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en Nueva York, una moción que mostraba el Hip Hop como una cultura internacional para la paz y la prosperidad entre los gobiernos del mundo. La Declaración de Paz del Hip Hop es un documento que personalmente considero imprescindible para cualquier novato o experimentado participante en esta manifestación cultural.

Amén de que por supuesto, como todo en la vida y en el campo intelectual, puede ser cuestionable y discutido. Algunos críticos lo han considerado algo dogmático, pero todos coinciden en el punto de partida que brinda para un análisis profundo de esta cultura. Es en este mismo período cuando rompe, tras catorce años de relación, con Jive Records y comienza su nueva carrera con el sello Front Page/In The Paint/ Koch Entertaiment siendo la primera vez en la historia del rap que un contrato discográfico contiene una cápsula cultural que perpetúa y se guía por los principios de La Declaración... De tal acuerdo saldría el CD “The Sneak Attack”, del cual el reconocido rapero Chuck DJ de Public Enemy, expresó: “The Sneak Attack es el último llamamiento del Hip Hop para romper la cadenas de esta nueva esclavitud, esa que usa el rap como un látigo que nos azota. No existen excusas para los "motherfukers y playahaters" para odiarlo o rechazarlo, Krs-One sigue siendo el número uno.“

CONCLUSIONES

No es menos cierto que existen otras voces en esta lucha de cambio y unidad cultural, pero sin lugar a dudas "Knowledge Reigns Supreme Over Nearly Everyone" (En español: "El Conocimiento Reina Supremamente Por Encima de Casi Todo el Mundo".), que se resume como Krs-One , ha desarrollado una de las agendas más activas dentro de la conciencia filosófica y espiritual del Hip Hop. Fundó también otros movimientos como Stop the Violence, y junto con su gran amigo y compañero de estudio el Dr. Zizwe Mtafuta Ukweli (Professor Z), de Human Education Againts Lies y The Temple of Hip Hop. Actualmente se mantiene enseñando y leyendo en el templo de Atlanta, Georgia, y produciendo discos como su CD de “Spokenword The Fundamentals of Hip Hop”, profundizando por otro lado, sus estudios ministeriales de teología y llevando su arte a diversos escenarios nacionales e internacionales.

Sin discusión alguna, Krs-One es aún en nuestros días uno de los raperos más vitales de la vieja escuela, que se mantiene al ritmo de los nuevos tiempos. No obstante, desde hace varios años es imposible vérsele en la portada de influyentes publicaciones especializadas como The Source, Vibe o XXL, y mucho menos en MTV, según él: “porque estoy ofertando una alternativa al super-comercializado producto del rap de hoy, yo no trabajo sólo por dinero, hago mis rimas cuando creo que son necesarias y no dejo de hacerlas porque considero que hoy son muy necesarias.

Y por supuesto que serán imprescindibles por mucho tiempo. En estos tiempos de globalizaciones culturales las revoluciones, las ideas, son cada vez más necesarias. No importa si están en prosa o verso, pero las necesitamos de cualquier manera. Si no, solo seremos historia y no vida cotidiana.

NOTAS:
1. "Nosotros no estamos haciendo Hip Hop, nosotros somos el Hip Hop", es, tal vez, una de las ideas capitales que definen a Krs-One como uno de los principales ideólogos del movimiento en Estados Unidos y el mundo entero, actualmente.

2. En español, "El Conocimiento Reina Supremamente Por Encima de Casi Todo el Mundo".

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA
Osorio, Kim. "Losing my Religion" The Source; Estados Unidos, n. 159, dic.2002.
Hammer, Jim. "Looking up to the Teacher. Lesson 2: Gettin Political." Elemental;
Estados Unidos, n. 31, july, 2001.Sitio Web.
http://www.templeofhiphop.org/about.htm

 

LA DECLARACIÓN DE PAZ DEL HIP HOP

La Declaración de Paz del Hip Hop brinda a la Cultura Hip Hop consejo y protección para la coexistencia y el desarrollo de su comunidad internacional, teniendo como ideal primario el combate enérgico contra cualquier acto y manifestación de violencia. Mediante los principios de esta Declaración de Paz, nosotros, la Cultura Hip Hop, establecemos un manifiesto-fundamento de salud, amor, conciencia, riqueza, paz y prosperidad para nosotros mismos, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos. Este documento, la Declaración de Paz del Hip Hop, será para los hiphopas ineludible fuente de inspiración, consejos y protección cuando se presenten disputas entre grupos, o cuando se cuestionen sus intenciones, o para el esclarecimiento del significado del Hip Hop y sus propósitos.

PRIMER PRINCIPIO

El Hip Hop es el nombre de nuestra conciencia colectiva. Se expresa cotidianamente a través del breakdance, el arte del emcee, el graffiti y el Dj, pero también se expresa en otras formas como el beatboxin, la moda callejera, el lenguaje callejero, el conocimiento callejero y el arte de los negocios callejeros. Dónde, cuándo y cómo quiera que se manifiesten estos nueve elementos, esta Declaración de Paz aconsejará su uso e interpretación.

SEGUNDO PRINCIPIO

La Cultura Hip Hop respeta la dignidad y santidad de la vida, sin discriminaciones ni prejuicios algunos. Consideramos nuestro deber proteger el desarrollo de la vida, por encima y ante nuestras opciones individuales negativas de destruirla o tratar de alterar su desarrollo natural.

TERCER PRINCIPIO

La Cultura Hip Hop respeta la cultura nacional y las leyes y acuerdos de cada país donde se desarrolle, también sus instituciones y las personas con quienes se relacione. El Hip Hop no viola las leyes de manera irresponsable.

CUARTO PRINCIPIO

El Hip Hop, como conciencia colectiva, reconoce nuestras influencias en la sociedad y, particularmente, en nuestros hijos. Por tanto siempre tendremos en cuenta los derechos y el bienestar de ambos. La Cultura Hip Hop alienta la feminidad, la masculinidad, la hermandad de hombres y mujeres, la niñez y la familia. También estamos conscientes de respetar la dignidad y reputación de nuestros hijos, ancianos y ancestros.

QUINTO PRINCIPIO

 

El derecho a definirnos y educarnos por nuestra propia cuenta será alentado, desarrollado, preservado, protegido y promovido como un medio hacia la paz y la prosperidad.

SEXTO PRINCIPIO

El Hip Hop no honra relaciones, personas, hechos, actos, o cualquier otra expresión que no tome en cuenta ni respete la preservación y el desarrollo de la cultura, así como los principios de este documento. La Cultura Hip Hop no participará en actividades que de manera evidente destruyan su habilidad de coexistir con productividad.

SÉPTIMO PRINCIPIO

Las manifestaciones artísticas que se deriven de la Cultura Hip Hop podrán ser comercializados, como manera legítima de sustento económico, material y profesional de sus creadores. Sin embargo, la Cultura Hip Hop, como concepto no se vende ni se puede comprar. Es el principio sin precio de nuestra toma de poder.

OCTAVO PRINCIPIO

Las compañías, corporaciones y organizaciones sin fines de lucro, así como individuos y grupos que claramente se benefician del uso, la interpretación y/o la explotación del Hip Hop, y que utilizan regularmente las expresiones y terminologías del Hip Hop, serán alentados a que designen y/o empleen a tiempo completo o parcial a un especialista reconocido en conocimientos del Hip Hop. De tal manera estas personas e instituciones podrán responder a preguntas culturales sensibles e imprescindibles, y orientar a estos negocios, organizaciones, comunidades, ciudades y países en la comprensión de los principios y la introducción correcta de la Cultura Hip Hop en el mundo.

NOVENO PRINCIPIO

El 3 de mayo es el Día de la Música Rap. Se alienta en este día a los hiphopas a dedicar su tiempo y talento a su propio autodesarrollo y al servicio de sus comunidades. La tercera semana de mayo es la "Semana de Apreciación del Hip Hop. Durante este tiemtiempo, se les exhorta a honrar a sus ancestros, a reflexionar sobre sus contribuciones culturales y apreciar los elementos y los principios de la Cultura Hip Hop. Noviembre es el mes de la historia del Hip Hop. Durante este mes se exhorta a los hiphopas a aprender, crear y rendir tributo a historia del Hip Hop.

DÉCIMO PRINCIPIO

El amor desarrolla todo. La lujuria es temporal. Se exhorta a los hiphopas a que propicien relaciones significativas y duraderas que descansen en el amor, la confianza y el respeto.

UNDÉCIMO PRINCIPIO

Dentro de la conciencia colectiva del Hip Hop no existe competencia entre razas, tribus, países, religiones, ocupaciones, culturas o idiomas. La Cultura Hip Hop es un concepto multicultural, multirracial y de múltiples habilidades.

DUODÉCIMO PRINCIPIO

La Cultura Hip Hop no participa de manera intencionada en ninguna expresión de odio, engaño o robo. En ninguna ocasión el Hip Hop se mezclará en algún tipo de manifestación violenta contra sí mismo.

DECIMOTERCER PRINCIPIO

La Cultura Hip Hop rechaza el impulso inmaduro que propicien actos injustificados de violencia y siempre priorizará las disímiles posibilidades de arreglos pacíficos y diplomáticos a todo tipo de disputas. Se reserva la utilización de la revolución como último recurso, cuando otros medios de negociación diplomática han fallado repetidamente.

DECIMOCUARTO PRINCIPIO

Los hiphopas respetamos a la naturaleza donde quiera que estemos, en este y en otros planetas.

DECIMOQUINTO PRINCIPIO

El Hip Hop considera sagrado el deber de contribuir a nuestra supervivencia y salvación como raza humana en el planeta Tierra. Las culturas indígenas nos enseñan a respetar a la Madre Tierra de la misma manera que hacemos con nuestra madre biológica.

DECIMOSEXTO PRINCIPIO

Nadie ha de autoproclamarse pionero o leyenda del Hip Hop, a menos que pueda probar con hechos y/o testigos su credibilidad y contribución a esta Cultura. Los verdaderos pioneros, las leyendas, los intocables y los ancianos y ancestros del Hip Hop no deberán citarse incorrectamente, ni ser mal representados. Merecen nuestro
mayor respeto y consideración.

DECIMOSÉPTIMO PRINCIPIO

La mayor muestra de respeto al Hip Hop es cuando los hiphopas son capaces de respetarse entre ellos. La Cultura Hip Hop se desarrolla, enriquece y preserva cuando los hiphopas se desarrollan, se enriquecen y se defienden.

DECIMOCTAVO PRINCIPIO

Con el propósito de promover, interpretar y defender los principios de la Declaración de Paz del Hip Hop, la Cultura Hip Hop deberá mantener una junta directiva sana, cuidadosa, consciente y acaudalada. Esta junta estará formada por nueve hiphopas calificados a quienes se les confiere la facultad de promover, interpretar, modificar y defender los principios de esta Declaración de Paz del Hip Hop.

Traducción del Documento Original: Joseph Mutti, Armando Guerra
Edición y Corrección Especializada: Samuel Furé Davis.
Fuente: Movimiento #2 Revista de Hip Hop cubano

www.myspace.com/templeofhiphop

www.myspace.com/krsoneofficial

www.templeofhiphop.org

Videos

KRS-one the bridge is over

Sound of da police

KRS ONE-OUTTA HERE

KRS-One - Step into a World (Rapture's Delight)

KRS-ONE & Marley Marl "Hip Hop Lives"

KRS-One & DJ Premier - Criminal Minded '08

+ Cultura Hip Hop

Fallece Benjamin "Benjy" Melendez, precursor del Hip Hop

La Cotorra Criolla: La historia del primer rap en español

Robert Moses: El arquitecto que dio origen al Hip Hop

LA DECLARACIÓN DE PAZ DEL HIP HOP

Comercialización de la Cultura

Influencia de la música Rap en los niños de bajos recursos