Deja Vu: El rapero que siembra en el techo [+ VIDEO]

deja vu calle el rapero que siembra

Un pequeño clip producido por el canal del estado donde Deja VU da una breve explicación de que es esa movida de la agricultura urbana

Desde hace días tenía ganas de escribir o hacer algo con ese rapero que andaba sembrando matas en el techo de su casa; me parecía sumamente atractivo como información y una buena manera de meterle de retruque una vaina chévere a los chamos en la cabeza. Este rapero es Eliecer Polanco mejor conocido como Deja VU, oriundo de Valencia y residenciado en Maracay; donde con la ayuda del trabajo en combo de su comunidad andan en una de sembrar hortalizas y granos en los espacios disponibles en los techos de sus edificios.

Digerir esto no es algo fácil para algunos venezolanos, el caldeado ambiente político hace que cualquier personaje público que declare abiertamente su parcialidad política sea objeto de innumerables críticas y opiniones; y Deja VU reconocido como un rapero muy inteligente y abiertamente chavista, no ha escapado a esto.

Acá le presentamos un pequeño clip producido por el canal del estado donde Deja VU da una breve explicación de que es esa movida de la agricultura urbana y que lo motivo a hacerlo. Como es ley habrá quien tome su tiempo en escribir mil vainas negativas sobre lo que está haciendo Deja Vu y su posición política, pero me pregunto si al ver a Snoop Dog cultivando marihuana le causa el mismo estupor, o si a caso han visto a su rapero favorito por lo menos pintar un puto pupitre.

Sin más picante vacílense el video y rescaten lo que le parezca positivo, sino siga por ahí y evite el conflicto. Por cierto por ahí se deja ver Akapellah quien es alto pana de Deja Vu y anda en la misma movida.

+ Sobre Deja VU

VIDEO: "Los Terremotos" de A.L.O. (@AgarratelaLaOreja) ft. Gregory Palencia y Deja Vú

VIDEO: "Cripitin" de Gregory Palencia & Deja Vu

VIDEO: "Antología" de Deja Vu

VIDEO: "No volverán" de Gregory Palencia, Zapato MC y Deja VU

VIDEO: "Del Barrio para El Barrio" de Deja Vu